Preparación

  1. Mezclar los ingredientes sólidos: la harina, la sal, el azúcar y la levadura, por un lado. Y, por el otro, mezclar los líquidos: la miel, los huevos, la leche, el moscatel y el anís.

  2. Después, juntar las dos mezclas y añadir la mantequilla Cadí a temperatura ambiente.

  3. Amasar bien la masa. Se puede añadir harina, si se considera que queda demasiado pegajosa en las manos.

  4. Dejarla reposar con un trapo encima hasta que se doble el volumen de la masa.

  5. Después extenderla y darle forma de coca.

  6. Colocarla encima de una bandeja para ir al horno, con un papel sulfurizado. La masa tiene que volver a reposar hasta que vuelva a doblar su volumen. Poner la fruta confitada por encima.

  7. Una vez fermentada, pintarla con un huevo previamente batido y con una pizca de azúcar por encima. Ahora es el momento de ponerla en el horno durante 15 minutos a 230 ºC.

  8. Fuera del horno, el toque final: azúcar lustre, tamizado con un colador.

 

Consejo

Cuanto más aromática sea la masa, más sabor tendrá. Así pues, si se desea, se puede poner piel de naranja rallada, especias u otros licores.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Receptes by CUINA utiliza 'cookies', tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística y facilitar el acceso y la navegación a sus usuarios. Más información Acepto