Como elegir y conservar los mejores nabos

El nabo es una verdura que ya usaban griegos y romanos. Después fueron substitudos por las patatas

Naps

Naps Thinkstock

  • A la hora de elegir los nabos, es preferible escoger los de medida más pequeña o mediana, de piel lisa, redondeados, firmes y pesados en relación con su medida. Si los compramos en manojos, los cuellos deben tener un aspecto fresco y verdoso, y las hojas tienen que ser frescas, sin estar marchitas.
  • Si queremos aprovechar la raíz y las hojas, lo mejor es que cuando lleguemos a casa cortemos las hojas y guardemos las dos cosas en bolsas separadas dentro de la nevera. La raíz se lava y se cepilla. Los nabos no hay que pelarlos, puesto que en la piel encontramos la mayoría de vitaminas y minerales, además de la fibra. Las hojas las podéis cocinar del mismo modo que lo haríais unas espinacas, pero, eso sí, procurad que sean de cultivo ecológico, puesto que en otros tipos de cultivos están más expuestas a tratamientos químicos.
  • Su conservación es difícil. Los más comunes, los que se recolectan en invierno, se tienen que dejar secar al aire libre unos cuantos días, sin hojas. Después se pueden guardar en zonas frescas y oscuras. En la agricultura tradicional se recomienda cubrirlos de arena.
  • Se pueden mantener en el frigorífico en bolsas perforadas, donde aguantan de 1 a 3 semanas. Si se quiere congelarlas, se tiene que realizar un escaldado previo, cocinado o puré.

Variedades de nabos:

  • Nabo blanco: de los más comunes, es una verdura que se distingue por ser carnosa y, a la vez, fina.
  • Nabo Daikon: de origen asiático, tiene un sabor muy parecido al de los rábanos redondos comunes, picante y de textura crujiente. Se caracteriza por ser un alimento bajo en calorías.
  • Nabo negro: característico por su piel negra e interior blanco. Largo y delgado, de unos 20 cm de longitud, es más fino y sabroso que las otras variedades de nabos.
  • Nabo redondo violeta: enorme fuente de fibra, vitaminas y minerales. Se caracteriza por su forma y color.
  • Nabo redondo: muy parecido al nabo, pero de hojas basales de un verde brillante y raíces más redondeadas. Pertenece a la familia de las crucíferas.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto