¿Cuáles son las diferencias entre la calabaza de verano y la de invierno?

Os explicamos como identificarlas y los factores a tener en cuenta para su calidad

14/07/2021
Carbassa d'hivern

Carbassa d'hivern Thinkstock

Calabaza de verano

  1. Calabaza de verano: La encontramos de julio a agosto. Variedad de piel clara y fina y de entonces blandas. Tiene un periodo de conservación más corto que la de invierno. En esta variedad encontramos calabazas como la 'botonera', de color blanco, amarillo o verde. La calabaza 'espagueti', de color amarillo. Y la calabaza 'rondín', de piel naranja y carne blanca. A la hora de comprarla, es preferible escoger una de tamany mediano, puesto que las grandes tienen la carne más amarga. La calabaza tiene que ser tierna pero firme y muy desarrollada. Las más tiernas son las que tienen la piel brillante, muy suave y no excesivamente dura. Por otro lado, si la calabaza es muy pesada, sin brillantez y de piel dura o àspra, conviene rehusarla, síntoma de carne asecada. Al tener la piel más fina, es apta para comerla, donde se encuentran la mayoría de los nutrientes. Esta variedad tiende a tener un gusto más amargo.
  2. Calabaza de invierno: La de invierno es la variedad más dulce, pero más seca que la de verano, con menor contenido de agua y piel más gruesa. Se conserva durando más tiempo, gracias a su piel gruesa. Dentro de este grupo encontramos la calabaza 'banana', la de 'cidra', de pulpa gelatinosa y un intenso color amarillo, y la 'confitera' o la cabello de ángel, de forma y color variable, de donde se obtiene el cabello de ángel, muy empleado como relleno en el mundo dulce. Si el que queréis comprar es una calabaza de invierno, los criterios de calidad son diferentes. Se aconseja escoger las calabazas muy maduras y de piel gruesa. Además, es preferible comprar las que sean pesadas en relación con su tamany. Del mismo modo, rehusáis los ejemplares que tengan la piel suave, indicador que la calabaza no está suficientemente madura. Las de invierno tienen una vida útil más larga que las de verano, al tener una proporción de agua más baja. La calabaza de invierno es más dulce que la de verano.
275CUINA portada

LA NAVIDAD EN TUS MANOS

  • Todo el que tenéis que saber para estar al día
  • Francesc Fortí y Francina Suriñach

UN AÑO DE CUINA POR SÓLO 49,90€

SUSCRÍBETE

Números atrasados

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto