Los beneficios de una buena conserva

Ahora que está tan de moda la palabra 'ultraprocesado', es el momento perfecto para explicar que hay botes que son procesados saludables

CUINA.CAT

25/07/2019

En un mundo que se caracteriza por ser una vorágine de rapidez e inmediatez, a veces no disponemos de mucho tiempo para el ámbito culinario. Esta ausencia de dedicación se sustituye con elementos ultraprocesados como latas o botes de conserva que, además de facilitar su manipulación en el momento de preparar un menú, también, como bien indica su nombre, nos ayuda a mantener los ingredientes en la despensa durante más tiempo. A pesar de esto, la palabra 'procesado' se ha ganado una cierta impopularidad debido a la gran cantidad de azúcares añadidos, harinas refinadas y aceites vegetales refinados que se incorporan en la conserva con tal de que tarde más en estropearse. Aún así, se debe señalar que podemos encontrar procesados buenos en el supermercado, desde latas de atún hasta yogures que si se encuentran en nuestra dieta habitual es porque se ha demostrado que son saludables para el organismo.

01 Conserves de peix

Conserves de peix

Consejos

Con todo el proceso industrial que sufren la mayoría de alimentos, es difícil encontrar en el supermercado unos ingredientes naturales y saludables. Sin embargo, las buenas conservas se pueden distinguir fácilmente si se conocen las claves fundamentales para diferenciarlas de las conservas malas:

  1. Pocos ingredientes: las buenas conservas están compuestas por una mezcla sencilla de pocos ingredientes o, en ocasiones, son sólo un único elemento. Si tiene más ingredientes, significa que habrá pasado por más procesos y, por lo tanto, no será tan natural.
  2. Cuidado con los añadidos: mirad que las conservas no lleven azúcar ni sal añadidos. Es más sencillo encontrar tomates pelados o triturados sin aditivos si compramos puré de tomate, sin sofreír.
  3. Vidrio en vez de lata: intentad comprar siempre conservas en botes de vidrio para evitar la lata, que a menudo no está libre del tóxico bisfenol A.
  4. Descubrid productos!: el chucrut, el paté vegetal de berenjena y el hummus son una opción interesante para complementar la dieta. Son preparados sanos para los días que no tenemos tiempo de cocinar.
  5. Fijaos en el aceite: el aceite de una conserva, como el del atún, debe ser aceite de oliva virgen extra. Si no dice 'virgen extra' quiere decir que lleva una mezcla de aceites refinados.
  6. Mejor verduras que carne: escoged conservas de verduras, y no de carne procesada, que tiene aditivos, como botes de alcachofas conservadas con aceite, espárragos o champiñones.
02 Conserves

Conserves

Procesados saludables

Como ya se ha mencionado, no todas las conservas procesadas son malas. Hay muchos alimentos en los que se indica que han estado procesados y, a raíz de esto, los evitamos sin saber que en realidad son saludables. Os damos una lista de alimentos procesados buenos para el organismo, tanto en conserva como envasados con otros métodos, aunque os recomendamos que miréis siempre la etiqueta, ¡porque puede que les añadan elementos no deseados!

  • Panes integrales: el pan siempre es un alimento procesado, pero tratad de evitar el blanco o el de molde refinado. Por otro lado, fijaos en los ingredientes que lleva, sobretodo en el porcentaje de harina integral.
  • Legumbres: en bote, disecadas o congeladas, solo se deben evitar aquellas que se presentan en preparaciones ya hechas. Las que vienen cocidas en bote no son perjudiciales y son muy útiles en el momento de cocinar.
  • Pastas: las mejores son las de tipo integral o de harina de legumbre. Evitad las pastas refinadas o los platos preparados con pasta.
  • Frutas y verduras: si no podéis comprarlas frescas, se pueden encontrar cortadas o congeladas, y este proceso no habrá alterado sus propiedades. Eso sí, descartad las que vengan con almíbar o con azúcar.
  • Pescados: pasa lo mismo que con las frutas y hortalizas, ya que si están cortados, envasados o congelados son sanos. Aunque si son frescos, mejor.
  • Carne: los únicos elaborados que son sanos son la carne picada o congelada. Pero, cuidado, ya que como hemos mencionado antes, os tendréis que fijar en que no lleven aditivos.
  • Leche: mejor la pasteurizada, y se ha demostrado que no hace falta dar prioridad a la desnatada por encima de la entera. La leche desnatada sacia menos y el hambre vuelve antes.
  • Aceite de oliva: el más saludable es el virgen extra, sobretodo para su consumo en crudo. Si es para cocinar, también se puede comprar aceite de oliva virgen, que es más económico.
  • Chocolate: tenéis que fijaros en el porcentaje de cacao. Si es más del 85%, mejor, ya que sino lo que no es cacao, es azúcar.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto