Nueces, un remedio para el corazón y el cerebro

Con ese gusto amargo y dulce, es un ingrediente que tiene un lugar en todo tipo de recetas

18/05/2021
01 Nueces

Nueces

De California a Pekín

La nuez se cultiva desde California hasta Pekín, y en Europa se cree que la introdujeron los romanos, a pesar de que en nuestro país existen vestigios de su existencia en restos de la época paleolítica. Tienen fama de ser casi perfectas por sus numerosos beneficios para la salud, pero, aun así, también hay que comerlas con moderación porque son muy calóricas.

02 Remedio

Remedio

Remedio para muchos males

Antiguamente explicaban que la forma de cerebro que tiene la nueve nos indicaba que era un alimento que favorecía nuestra inteligencia, y, a pesar de que no es exactamente así, este fruto seco contiene un alto grado de aceites esenciales que ayudan a prevenir las enfermedades neurodegenerativas.

La nuez también tiene asociados otros beneficios como la mejora de la salud cardiovascular, gracias a su alto contenido en ácidos grasos omega-3, una sustancia que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Además, la nuez es ideal para matar la sensación de hambre y, al contener serotonina, produce una sensación de calma y nos relaja.

03

Una nuez para cada lugar de procedencia

Hay varios tipos de nueces. Se cultivan sobre todo en California y en China, y también son muy conocidas las de Brasil, las de Macadamia y las de cedro. La variedad de nuestros lares proviene de las semillas de la especie europea 'Juglans regia'.

04

¡Tened cuidado!

Pese a sus propiedades, las nueces tienen un valor energético elevado y conviene no abusar de ellas. Para beneficiaros de su valor nutritivo, más vale que no las cozáis directamente, puesto que con la cocción las grasas se vuelven tóxicas.

05 Ingrediente de muchos platos

Ingrediente de muchos platos

Un ingrediente para muchos platos

Las nueces las podemos comprar enteras, peladas, a trozos o en polvo, e incluso hay aceites hechos a base de nueces. Siempre es mejor adquirirlas con cáscara porque se conservan mejor y no pierden tanto sabor.

Las podemos comer crudas para picar y añadidas a una ensalada, a la pasta y también como ingrediente para un pastel –como el 'brownie'–, una salsa –la 'intxaursalsa'– , unas galletas o un helado. En Cataluña tenemos un licor muy típico hecho con nueces verdes: la ratafía.

Portada Cuina 250

DESCUBRIMOS LOS 20 CHEFS DE LA COCINA CATALANA QUE VIENE

  • Tendències
  • Carme Ruscalleda y Raül Balam

UN AÑO DE CUINA POR SÓLO 49,90€

SUSCRÍBETE

Números atrasados

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto