Preparación

Preparación

  1. Si se quieren presentar las brochetas de manera espectacular, usar las ramas de romero como pincho. Para hacerlo, pelar las ramitas y guardar las hojas de la punta, de forma que quede un tronco limpio.
  2. Cortar los lomos de cordero en dados. Salpimentar y ponerlos en un recipiente, cubiertos con el aceite de oliva, los ajos pelados y rotos, vinagre balsámico, el zumo de medio limón, la piel rallada del limón y las hojas de romero fresco. Dejarlo macerar un mínimo de 1 hora. Si se tiene prisa, como la carne de costilla es muy tierna, no pasa nada si se cuece sin marinar.
  3. Cortar el calabacín en láminas longitudinales, con la ayuda de un pelador. Tienen que quedar unas láminas muy finas. Si no se ve claro como hacerlo, se puede pedir ayuda a un adulto. Cuando estén a punto, envolver cada bola de mozzarella en una lámina de calabacín.
  4. Clavar un tomate cherry a cada rama de romero o en la brocheta convencional. Clavar también el calabacín con mozzarella. Si resulta difícil clavar los ingredientes en la ramita, antes sepuede hacer una incisión con una brocheta metálica o un palillo. Para acabar, poner un trozo de cordero y hacer tres o cuatro brochetas así.
  5. Poner las brochetas en una bandeja de horno. Untar el calabacín con un poco del zumo del marinado y, con la ayuda de un adulto, cocerlo en el horno, a 200 ºC, durante 10 minutos.

El consejo

La palabra 'brocheta' viene del francés 'brochette', que significa 'pincho'. Normalmente, las brochetas son de madera o de metal, pero en esta receta proponemos usar ramitas de romero en su lugar. ¡Seguro que los invitados se quedarán con la boca abierta!

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Receptes by CUINA utiliza 'cookies', tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística y facilitar el acceso y la navegación a sus usuarios. Más información Acepto