El bulgur, un cereal a base de granos de trigo, es un producto muy popular en las cocinas del Próximo Oriente, puesto que es imprescindible para elaborar un buen tabulé, un plato muy sencillo pero de una alta calidad gastronómica. Nutritivamente hablando, es un alimento similar al arroz, el cuscús y la pasta.

  • El búlgur es un ingrediente precocinado muy común en la cocina de Oriente Medio y el norte de África. Se obtiene a partir de granos de trigo que se someten a una cocción con agua y de manera lenta, se secan y se trocean, para desmenuzarlos en trozos y también para eliminar el salvado. Es un hidrato de carbono de buena calidad, es fácil de digerir y no dispara los niveles de glucosa a la sangre; también tiene un alto contenido en fibra.
  • El cuscús y el búlgur se obtienen a partir del trigo, pero son productos diferentes que fácilmente se pueden usar el uno en vez del otro. En el caso del arroz, todo dependerá del tipo de elaboraciones que queramos preparar: en una ensalada, por ejemplo, podemos sustituir el arroz de grano largo por búlgur, pero será complicado lograr el placer de un grano bomba en una paella si lo cambiamos por búlgur. Dependiendo del gra que se use, del grueso del picado del grano, necesitaremos más tiempo de cocción o de hidratación. En el mercado encontraréis varios tipos de búlgur, rojo o rubio, de grano fino y grano grueso.
  • Lo podéis cocer hirviéndolo 15 min, o hidratándolo con agua caliente 30 min, o hidratándolo con agua fría unas 2 o 3 horas. Se pueden hacer varias elaboraciones, apostando por la creatividad, podemos sustituir con búlgur el 50% de la carne en una hamburguesa, unas albóndigas o una salsa boloñesa. Puede ser un buen almuerzo, si lo mezclamos con fruta fresca, frutos secos y yogur, e incluso lo podemos convertir en unos postres, al estilo puding, crema o arroz con leche.

Preparación

  1. Escaldar la menta y el perejil con agua hirviendo y sal , 8 s, escurrir y refrescar con agua con hielo para cortar la cocción. Escurrir, secar y reservar.
  2. Triturar la menta y el perejil escaldados en la Thermomix o con una batidora, con el agua mineral, para obtener un caldo muy verde y muy sabroso.
  3. Mezclar el búlgur con el caldo anterior. Mezclarlo muy bien y dejarlo hidratar toda una noche dentro de la nevera.
  4. En un bol grande, mezclar el aceite de oliva, el vinagre y la mostaza antigua, poner un punto de sal y pimienta, y añadir el búlgur hidratado, los vegetales picados (el aguacate, el pimiento y el escalunya) y los guisantes cocidos.
  5. Mezclarlo delicadamente, afinar el punto de sal y pimienta y ya podemos servirlo.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto