Preparación

  1. Elegir los calçots más finos que se encuentren y limpiarlos retirando la capa exterior, las raíces y la parte verde de las hojas. Escurrirlos.
  2. Poner una yema de huevo en un bol con una cucharada de aceite, un poco de sal y la harina. Removerlo con una batidora de varillas hasta que quede una pasta sin grumos. Añadir el agua y volverlo a remover. Dejar reposar la pasta 30 min.
  3. Montar la clara de huevo a punto de nieve y mezclarla suavemente con la pasta de freír que se acaba de hacer. Mojar los calçots en esta pasta y freírlos en aceite abundante y caliente hasta que queden dorados. Escurrirlos sobre una servilleta de papel y servirlos calientes. Para redondear la receta, se pueden acompañar los calçots de mayonesa, allioli o, todavía mejor, de salsa de xató.

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto