Preparación

  1. Sacar las hojas más duras de las alcachofas, rasar las barbas e introducirlas en una cazuela con abundante aceite de girasol, sal, pimienta en grano, orégano y laurel.
  2. Con el fuego al mínimo, muy lento, cocerlas 20 min. Reservarlas. Hervir el pulpo, previamente congelado, 30 min, con bastante agua, sal, laurel y pimienta.
  3. Pincharlo para ver si está blando, colarlo y, una vez frío, cortarlo fino.
  4. Para la salsa romesco: picar en el mortero la menta, los ajos pelados y las almendras, hasta que queden como una pasta. Añadir la pulpa del ají rallada con un cuchillo. Cuando se haya convertido en una pasta, añadir el tomate pelado y sin semillas. Picarlo hasta que quede fino. Verter el aceite despacio y añadir pimientas, sal, perejil y vinagre.
  5. Preparar la vinagreta, mezclar los ingredientes hasta que emulsionen. Aliñar con la vinagreta la mezcla de lechugas, limpia y tajada.
  6. Montaje: en la base del plato, colocar las alcachofas; encima, la lechuga, y acabarlo con el pulpo. Acompañar la ensalada de salsa romesco.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto