La fiebre por la comida asiática continúa con fuerza. Ahora, es el turno de los bocadillos más populares en las calles de Taiwán. Os explicamos todos los secretos de estos panecillos esponjosos que nos permiten mil y una combinaciones de sabores variando el relleno.

  • Los gua bao son un tipo de pequeños panecillos muy delicados, y sin costra dura, elaborados con harina de trigo. Es una comida popular, unos bocadillos de calle, en Taiwán. La palabra gua bao quiere decir 'envuelto', porque están hechos de una masa fina y doblada que envuelve el relleno. Las piezas pueden ser redondas, ovaladas o, también, dobladas.

  • Generalmente, se cocinan al vapor, en las tradicionales canastillas de bambú, pero los hornos técnicos y modernos de vapor también son una buena herramienta para los gua bao.

  • Tradicionalmente los gua bao se sirven salados, pero, como  es una masa tan neutra y delicada, también se pueden traer al mundo dulce. Y por eso mismo, por su delicadeza, aunque son magníficos para comer acabados de cocer y muy calientes, también son buenos fríos. Por otro lado, hay que decir que admiten congelación, acabados de cocer, enfriados y guardados en el congelador en cajas para alimentos, muy protegidos. En el momento de servirlos se les tiene que dar un golpe de calor al vapor, para regenerarlos y comerlos en su punto.

  • Originalmente están rellenos de carne de cerdo confitado y muy aliñado, combinado con hojas frescas de cilantro, u hojas marinadas, o frutos secos y una gran variedad de añadidos. Actualmente, los gua bao son famosos en todo el mundo, y han inspirado varios rellenos relacionados con la cultura culinaria de cada país, por lo tanto las posibilidades son inmensas.

Preparación

  1. Mezclar la levadura con el agua tibia, el azúcar y la leche en polvo. Elaborar una mezcla muy homogénea y dejarla reposar 5 min.
  2. Poner la harina en el bol del robot de pastelería y, con el pastador, el del gancho, añadir la mezcla anterior y trabajarlo a velocidad lenta, 2 min.
  3. Añadir la sal y continuarlo amasando a la misma velocidad 3 min. Incorporar el aceite y amasarlo 2 min, hasta conseguir una masa lisa. Dejarla reposar 1 h, en el mismo bol, tapado con film de cocina.
  4. Poner la masa reposada sobre la mesa de trabajo y dividirla en bolitas de 30 g. Dejarlas fermentar en un lugar tibio hasta que doblen el volumen.
  5. Cocer los gua bao al vapor (o al horno de vapor, a 100 ºC) 12 min.

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto