Preparación

  1. Cortar las patatas a gajos largos y más bien grandes. Dejar algunas patatas muy limpias pero sin pelar, para darle más gusto. Remojarlas en agua, para eliminar el almidón.
  2. Ahogarlas en el aceite a baja temperatura, hasta que queden cremosas por dentro.
  3. Dejarlas enfriar como mínimo 1 h, para que puedan formar una fina capa de corteza.
  4. Freír las patatas a alta temperatura (180 ºC) en aceite abundante, para conseguir que queden muy crujientes. Enjugarlas y ponerlas en un recipiente con papel de cocina, para que absorban bien el aceite. Salpimentarlas.
  5. Para la salsa dos quesos: en una sartén antiadherente, poner los dos quesos y añadir un poco de agua. Con una cuchara de madera, removerlo y mezclarlo bien.
  6. Servir la salsa de queso por encima de las patatas crujientes, con un poquito de chili jalapeño en vinagre.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto