Preparación

  1. Para el bizcocho: separar las yemas de las claras. Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que doblen el volumen. Montar las claras con el resto del azúcar y añadirlas suavemente a las yemas (a mí me gusta reservarme una tercera parte de la clara para añadirla al final, después de la harina).
  2. Añadir la harina tamizada, el limón, el resto de clara y verterlo dentro de un molde encamisado. Cocerlo unos 25 minutos a 180 ºC con el horno ya caliente y calor por la parte de abajo.
  3. Sacarlo del horno y dejar caer el molde sobre el mármol con un golpe seco. Así saldrá el aire de dentro y no se bajará el bizcocho. Desmoldarlo y girarlo del revés sobre un papel de horno espolvoreado con azúcar en polvo. De este modo, quedará más plano de arriba.
  4. Dejarlo enfriar y, opcionalmente, congelarlo muy tapado con papel film.
  5. Para el almíbar: poner el agua y el azúcar en el fuego y dejarlo hervir 2 minutos para que se disuelva el azúcar. Añadir el licor y reservarlo.
  6. Para la yema: mezclar el azúcar con la Maizena para que no quede ningún grumo de Maizena. Incorporar los huevos, el agua y mezclar. Ponerlo en un cazo al fuego, removiendo continuamente (con una lengua, para evitar que se enganche) hasta que se espese y empiece a hervir (ahora mejor con varillas, así no hace grumos). Colarlo e incorporar la gelatina hidratada y el colorante. Reservarlo.
  7. Montaje: Cortar el bizcocho en tres pisos (con la lira, sacando también la parte tostada de encima). Colocar el primer piso de bizcocho sobre la rejilla del microondas y mojarlo con la tercera parte del almíbar. Esparcir la mermelada y taparlo con un segundo piso de bizcocho. Mojarlo con otro tercio del almíbar y cubrirlo con una tercera parte de la yema. Taparlo con el tercer piso de bizcocho y mojarlo con el resto de almíbar.
  8. Cubrir toda la mona con el resto de la yema, dejando que caiga por los lados hasta que queden todas las paredes muy cubiertas. Esperar a que ya no gotee nada de yema y enganchar la almendra granito por todo el contorno, cogiendo puñados de almendra con una mano y acercándola a los laterales (se enganchan solas).
  9. Con dos espátulas muy grandes, coger la Mona de la rejilla y colocarla sobre la blonda. Adornarla al gusto.

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto