Preparación

  1. Para el mazapán base: mezclar la almendra, el azúcar y la ralladura de limón. Añadir el agua y amasar bien hasta obtener un mazapán muy fino. Dejarlo en la nevera unas horas (incluso de un día para otro). Dividir el mazapán en tantas partes como gustos queráis hacer.
  2. Para rebozar las bolitas de piñones, coger un puñado generoso de piñones y presionar la bolita entre las dos manos, haciendo movimientos rotativos para que se enganchen los piñones.
  3. Colocarlos en la bandeja y, justo antes de ponerlos en el horno, volverlos a pintar con la mezcla de yema y almíbar. Cocerlos en el horno a 250 ºC con el calor de arriba hasta que estén dorados (unos 5 minutos).
  4. Para conseguir que brillen, cuando todavía estén muy calientes, pintarlos con almíbar TPT con un pincel. Este paso es muy sencillo y merece la pena hacerlo, ¡quedan brillantes de verdad!
  5. Para los de almendra: como los de piñones, pero con forma alargada y rebozados con almendra picada.
  6. Para los de coco: mezclar el mazapán con coco rallado al gusto (aproximadamente, la mitad de coco que de mazapán). Hacer bolas de la misma medida (de unos 16 g) y darles forma de seta. Mojar la punta con huevo batido y rebozarla con un poco de coco. Cocerlos en el horno 3 minutos a 250 ºC.
  7. Para los de café: disolver el café soluble con una cucharada de agua. Quedará una pasta espesa y negra. Mezclar el mazapán con el café. Hacer bolas alargadas de la misma medida (de unos 16 g) y marcar una raya simulando un grano de café. Rebozarlas ligeramente con azúcar y cocerlas en el horno 3 minutos a 250 ºC.
  8. Para los de vainilla: mezclar el mazapán con las semillas de vainilla. Formar bolitas iguales de mazapán (de unos 16 g) y rebozarlas con azúcar en polvo. Cocerlas en el horno a 250 ºC hasta que el azúcar se empiece a agrietar.
  9. Para los de chocolate: fundir unos 25 g de chocolate en el microondas a baja potencia. Mezclar el chocolate con el mazapán, formar bolitas iguales y cocerlas en el horno 3 minutos a 250 ºC.
  10. Para los de membrillo: hacer un cilindro largo y delgado y abrirlo de arriba abajo con un cuchillo. Rellenar el churro con el membrillo y volverlo a cerrar. Pintarlo con la mezcla de almíbar y yema y espolvorear por encima con azúcar. Cocerlo en el horno hasta que el azúcar se dore (unos 3 minutos). Sacarlo del horno y, antes de que se enfríe, cortarlo en porciones iguales.

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto