Del verde al amarillo. Los tipos de ciruelas que hay en el mercado

La variedad de colores y sabores define a esta fruta de temporada refrescante y aromática que, llegada de Oriente, se usa tanto en guisos como en postres

Ciruelas negras / Thinkstock

Ciruelas negras / Thinkstock Thinkstock

  1. Verdes. Una ciruela acapara este color: la reina claudia, muy apreciada y delicada. Su nombre rinde homenaje a la esposa del rey Francisco de Francia, Claudia. Básicamente, se encuentran dos variedades: la reina claudia verde, más oscura y dulce, y la reina claudia de Oullins, más dorada y con el hueso más adherido a la pulpa. Es el mejor tipo de ciruela para preparar confituras.
  2. Amarillas. En general son las más ácidas y jugosas. La variedad que más se consume en nuestras latitudes es la Golden Japan, gracias a su dulzura. Es una fruta de piel clara, brillante y gruesa muy jugosa. Se encuentran a partir de la segunda quincena de junio. También son muy populares las ciruelas Mirabelle, típicas de la Lorena francesa, más pequeñas y maduras a finales de agosto, momento en el que se celebra con una fiesta en la ciudad de Metz.
  3. Rojas. Normalmente son las ciruelas más jugosas, y son más dulces que las amarillas. Las Santa Rosa, originarias de la ciruela silvestre asiática, son grandes, de un rojo intenso en la piel y amarillo-ámbar en la carne, que es jugosa, dulce y perfumada. Están en su punto a mediados de julio, pero debido a su delicadeza se hallan en retroceso en los mercados nacionales. Las Red Beauty son las primeras en salir hacia los puntos de venta. A pesar de su atractivo (rojo vino en la piel y amarillo en la carne), son insípidas. De color rojo oscuro (cuanto más maduras, más), violeta oscuro o negro, las Angelino son una variedad japonesa de ciruelas grandes. El sabor es dulce, y la pulpa, de color amarillo, firme y carnosa. Por último, las Colló de frare, que aunque tenga un nombre particular, son una variedad muy querida en nuestras tierras, pues es propia del Empordà. De tamaño mediano y con una forma oblonga y alargada, tiene una consistencia floja y un gusto suave y dulce.
  4. Negras. Moradas y azuladas hasta rozar la negrura, estas ciruelas son las más recomendadas para cocer, y las que se usan para secarlas. Sobresale la Arandana, carnosa, de tamaño mediano y ácida; Larry Ann y la Laetitia, moradas, grandes, consistentes y de carne firme, y la Black Amber, negra, grande, redonda y con la pulpa amarillenta y madura a finales de junio.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto