OFERTA ESPECIAL -35%
SUBSCRIU-TE ARA A CUINA AMB UN PREU ESPECIAL!

Decálogo del plátano

¡Todo lo que tenéis que saber de la fruta preferida de Mowgli

El plàtan, una fruita sensacional

El plàtan, una fruita sensacional Anna Garcia Frigola

El plátano es una de las frutas más consumidas del mundo, gracias a la comodidad de consumo que ofrece: solo hay que pelarlo para disfrutar de su pulpa dulce, de color blanco amarillento. De plátanos, podemos comprar todo el año. Para saber algo más, os damos a conocer diez puntos imprescindibles sobre el plátano.

  1. En el mercado. Si podeis elegir, comprarlo mejor cuando empiece a estar muy maduro, con alguna mancha negra en la cáscara. Cuanto más maduro, más dulce.

  2. En la cocina. Podéis disfrutar del plátano crudo, pero también es apto para cocerlo. Se pueden hacer purés, saltarlo, freírlo, rebozarlo, hacerlo a la parrilla o al horno, hacer batidos, mousses, helados, pasteles, flanes...

  3. La medida. Cuando hablamos del plátano, a menudo nos referimos al plátano pequeño canario, muy dulce y blando, pero también tenemos la banana, más grande, los miniplátanos e incluso el plátano verde o macho, no apto para comer crudo, sino para hacer chips o patacones .

  4. Calórico. El plátano destaca porque tiene muchos hidratos de carbono, con lo cual tiene un valor calórico alto. Los plátanos son ricos en potasio, magnesio, ácido fòlic, fibra y azúcares.

  5. Con salado. El plátano sirve tanto en la cocina dulce cómo en la salada, puesto que acompaña muy bien, por ejemplo, la carne de cerdo, arroces y ensaladas, tanto crudo cómo saltado, rebozado o frito.

  6. Con dulce. Combina muy bien con otras frutas, con los frutos secos, el yogur y el chocolate. Por eso se hacen muchos postres y almuerzos: mezclado con musli, nueces y yogur, por ejemplo, funciona cómo un almuerzo completísimo.

  7. Atención! Tenéis que tener en cuenta que, cuando lo pelamos, el plátano se oxida fácilmente; por lo tanto, o lo consumimos al instante o lo podemos frotar con un poco de limón, para evitar la oxidación.

  8. Fibroso. Si el plátano es verde y queremos hacer un puré o saltarlo para consumirlo frío más tarde, tenemos que vigilar, puesto que la fibra que tiene hace que quede muy tomado, cómo una gelatina, cosa que puede hacer que no quede cómo queríamos para el plato.

  9. En casa. Una vez en casa, los tenéis que dejar fuera de la nevera, puesto que si los ponéis dentro se vuelven negros enseguida (podemos evitarlo envolviéndolos con papel de aluminio). Que tengan puntets negros a la cáscara no afecta nada la calidad.

  10. Emulsionante. Gracias al poder emulsionando, podemos sustituir la patata o el huevo en algunas elaboraciones (si sois vegans) cómo por ejemplo para hacer una mayonesa con base plátano (haciendo en este caso de huevo) y montando la mayonesa de plátano con el óleo o unos buñuelos sustituyendo la patata por plátano.

Y, si queréis descubrir algunas recetas con plátanos, os proponemos ¡todo un recetario!

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto