El 'calçot', ídolo de masas de la gastronomía catalana

Una hortaliza larga y delgada, esbelta y de gusto dulzón

31/01/2019
01 IGP Calco̧ot de Valls

IGP Calco̧ot de Valls

En el mercado

A pesar de ser un producto estrella en todo el territorio catalán, el 'calçot' tiene su origen en el Camp de Tarragona, concretamente en Valls. Por eso esta región de Cataluña es la única que cuenta con una Indicación Geográfica Protegida de esta hortaliza. Este sello asegura que estos 'calçots' son de calidad, cultivados y cosechados en la zona que marca la IGP y elaborados por productores catalanes. Aun así, en todo el territorio catalán hay muchos productores que no tienen ningún sello y también cuentan con un producto de calidad extrema, como por ejemplo el Baix Llobregat y Gallecs.

02 'Calçots'

'Calçots'

Conservación

Para que los 'calçots' se conserven, no hacen falta unas condiciones de mantenimiento demasiado exigentes. Aun así, hay que tener en cuenta que tienen mucha más presencia de agua que la cebolla convencional y, por lo tanto, se echan a perder mucho antes. Os recomendamos que no los conservéis mucho tiempo y que, cuando los compréis, no los guardéis más de una semana.

Este producto lo encontraréis siempre fresco en el mercado porque no se puede almacenar en masa dentro de los grandes almacenes, debido al elevadísimo riesgo de que se pudra, lo que quiere decir que cuando lo vais a comprar hace poco que lo han cosechado.

03 'Calçots' rebozados

'Calçots' rebozados

Para que os quede perfecto

La elaboración tradicional del 'calçot' pide fuego vivo, si puede ser de madera de cepa. Para muchos os resulta complicado llevar a cabo este montaje en casa por carencia de espacio, pero tenemos buenas noticias para que esto no sea un problema: ¡podéis utilizar el horno o los fogones abiertos al máximo para asar los 'calçots'! También podéis usar otras técnicas más allá de la tradicional y que os queden muy buenos: rebozados a una tempura muy suave y crujiente o bien como base de un sofrito aprovechando la sutileza del producto.

04

Si no os los acabáis...

En el hipotético caso de que os sobraran... los podéis guardar pelados y cocidos en la nevera, tal como se hace con la típica escalivada de pimientos y berenjenas. Así, cuando lo deseéis, podéis calentarlos en el microondas y comerlos como os apetezcan más.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Receptes by CUINA utiliza 'cookies', tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística y facilitar el acceso y la navegación a sus usuarios. Más información Acepto