¿Qué no deberíamos poner nunca en el congelador?

Congelar alimento es muy útil como técnica de conservación. Pero se debe tener cuidado, ¡pues no todos los alimentos son aptos para congelarse!

CUINA.CAT

03/07/2019

La congelación es perfecta para mantener alimentos disponibles durante semanas o, incluso, meses. Es ideal para tener en el momento aquellos ingredientes que pueden estar meses sin utilizarse en la cocina, pero los necesitamos en momentos puntuales. O, por otro lado, para tener reservas de alimentos que pueden aguantar todo el mes, cosa que nos ahorra tiempo en el mercado. Eso sí, hay algunos elementos que nunca se tienen que congelar, ya sea porque pierden la frescura que tenían al principio ¡o porque pueden hacer un desastre en la nevera!

01 Fruites i verdures

Fruites i verdures

Frutas y verduras

Es verdad que hay paquetes de frutas y verduras que ya se venden congeladas. Dejad que me explique. Estos alimentos necesitan unas temperaturas muy bajas para que se congelen correctamente, cosa que sólo se consigue con máquinas industriales. Después de esto, se pueden conservar en la nevera sin ningún problema, pero necesitan esta temperatua muy baja para que se puedan guardar en casa correctamente. Si queréis tener fruta y verdura congelada en la nevera, compradla ya así.

02 Carn crua

Carn crua

Volver a congelar carne o pescado

Es un hecho conocido que nunca se tiene que volver a congelar un alimento que ya habíamos congelado y descongelado previamente. El producto no sólo se deteriora y empeora su sabor, sino que además se favorece la aparición de bacteries que pueden ser perjudiciales para nuestro cuerpo. Esto es debido a un cambio en el crecimiento de microbios, porque no siempre se eliminan con la temperatura del congelador.

03 Enciams

Enciams

Lechuga

La lechuga es una verdura, de modo que, como se ha dicho antes, no se tendría que poner en el congelador. Esto no es sólo porque tenga que pasar por el proceso correcto de congelación, sino que como se trata de una verdura de hoja, pierde la frescura y vitalidad que tenía en el momento de ser comprada en el mercado. De este modo, nos queda una masa blanda e inutilizable que más vale tirar.

04 Llet

Llet

Leche, crema agria y yogur

Los productos lácteos se pueden congelar entre uno y tres meses, cosa muy útil para madres recientes, aunque se debe saber que la leche cambiará una vez se haya congelado. En el momento de descongelación, hay probabilidades altas de que el producto se haya cuajado y se obtenga una mezcla de agua y trozos.

05 Patates

Patates

Patata cruda

Hablamos de la patata en su forma cruda, puesto que de patatas pre-fritas congeladas hemos visto un montón. En las patatas crudas, el agua y el almidón no se congelan bien, de modo que a la hora de la descongelación se acaba teniendo una patata granosa y con mal sabor. En el caso de que se quiera congelar un estofado u otro tipo de plato con patatas, se recomienda cocinarlas en el momento de servir el plato.

06 Grans de cafè

Grans de cafè

Granos de café

Los granos de café son uno de estos alimentos que absorben los olores otros elementos del congelador, de modo que cuando se descongela, se obtiene unos granos mojados con mal olor y sabor, puesto que no tienen su sabor original. El café bien envasado puede durar meses, así que si buscáis tener reservas de café durante un buen tiempo, esta es la mejor manera. ¡Evitad el congelador!

07 Aliments en conserva

Aliments en conserva

Cualquier líquido en un envase de vidrio o una lata

Es muy importante saber que nunca tenéis que guardar en el congelador un líquido en un envase de vidrio o en una lata, ¡pues puede explotar y hacer un desastre que después tendréis que limpiar! Los líquidos se expanden cuando se congelan, cosa que el envase no puede resistir y se rompe, haciendo una explosión que, si no se tiene cuidado en el momento de la limpieza, puede hacer daño. En el caso de los licores fuertes, esto no pasa, puesto que su grado de alcohol es más alto y no se congela.

08 Ous

Ous

Huevos

Algunos dicen que no pasa nada, pero sigue la misma línea que los líquidos en envases de vidrio o latas. Los huevos son líquidos por dentro, de modo que se expande en el momento de la congelación y, como se ha explicado en el apartado anterior, explosiona la cáscara.

09 Pollastre i patates fregides

Pollastre i patates fregides

Alimentos fritos

Una de las cosas que nos enamora de los alimentos fritos, además del sabor, es que se hacen crujientes. Esto, en un alimento frito que se congela, se pierde. Pasa lo mismo cuando se intentan recalentar los alimentos fritos, que nunca tendrán el mismo sabor que hechos recientemente. Son un placer que sólo se puede disfrutar en el momento de su cocción.

10 Herbes fresques

Herbes fresques

Hierbas frescas

Parece buena idea tener hierbas en el congelador y utilizarlas en cualquier momento, ¿verdad? Pues no lo es. Las células de las hierbas se expanden cuando se congelan, y esto provoca que éstas se pongan blandas y pierdan su aspecto inicial. Si queréis tener hierbas y especias disponibles para cocinar cuando se quiera, probad a secarlas, que no perderán tanto el sabor.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto