Preparación

  1. Retirar las hojas de las piñas y lavar muy bien todos los rincones.
  2. Pelar las piñas procurando que quede parte de la fruta enganchada a la cáscara. Reservar la pulpa para consumirla en postres o para otras elaboraciones.
  3. En un bol grande y alto, poner la cáscara de las piñas con todos los otros ingredientes y mezclar muy bien.
  4. Tapar con una tela limpia y dejar a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco. Conforme vayan pasando los días, se irá haciendo una pequeña espuma blanca en la superficie, debido a la fermentación. Remover una vez al día y dejar que fermente 4-5 días.
  5. El resultado es un sabor de fermentación sutil y agradable, con una sensación de aguja y un pequeño picor a la lengua. Si nos pasamos demasiados días fermentándolo, se hará muy ácido y no será óptimo para consumirlo.
  6. Servir muy frío con un poco de hielo. (En México es una bebida que se ofrece a los niños).

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto