Preparación

  1. Pelar las gambas, retirar la parte negra del intestino, pincharlas en una brocheta de madera y ponerlas en una bandeja de horno. No cocer demasiado la gamba, debe quedar medio cruda, puesto que es así como se respetan más las características organolépticas.
  2. Pintarlas con aceite de oliva y echar por encima las hierbas aromáticas, que cubran la superficie.
  3. Con un soplete, aplicar la llama directamente a las gambas, como si se quisieran escalivar. Hay que tener mucho cuidado con el soplete, porque la llama está muy caliente y está diseñada para que el calor se concentre en un punto, de forma que las quemaduras pueden ser mucho más penetrantes. Si no se dispone de soplete, también se puede hacer con el gripp del horno, acercando la bandeja y esperando a sentir el olor de las hierbas.
  4. Cuando se empiece a sentir el olor de las hierbas, parar de cocerlas. Salpimentar al gusto. Girarlas y repetir la operación por el otro lado.

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto