Preparación

  1. Salpimentar los cuellos de cordero. Poner un chorro de aceite de oliva en una cocota baja y marcar la carne por todos los lados hasta que esté dorada. Reservarla.
  2. Echar un chorro más de aceite en la cocota, si hace falta, y sofreír el puerro y la cebolla picados. Poner un poco de sal y dejar que suden unos 10 minutos.
  3. Incorporar los tomates rallados y dejar que todo se sofría unos 10 minutos más.
  4. Añadir 250 ml de vino tinto y los clavos. Dejar que empiece a hervir. Volver a poner los cuellos en la cocota y acabarlo de cubrir con el resto de vino y agua (suficiente para cubrir bien la carne). Dejar que se cocine a fuego lento 1 hora y 15 minutos. Si hace falta, añadir más agua durante la cocción.
  5. Pasado el tiempo, retirar los cuellos y pasar la salsa por un colador chino. Exprimirla bien para aprovechar todos los líquidos.
  6. Picar todos los ingredientes de la picada en el mortero hasta conseguir una pasta.
  7. Devolver la salsa en la cocota y ponerla a fuego medio. Añadir la picada y un vaso de agua y dejar que hierva 5 minutos. Añadir de nuevo los cuellos y rectificar de sal. Dejar que todo el conjunto se cocine durante 15 minutos más.

Los cuellos de cordero se pueden servir con arroz basmati o con unas patatas fritas. ¡Ya veréis qué delicioso!

© Sàpiens Publicacions. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto