Preparación

Para el bizcocho de menta:

  1. Con el túrmix, triturar el aceite con las hojas de menta y de albahaca.
  2. Montar los huevos con el azúcar y la miel. Incorporar la harina y, después, el aceite.
  3. Verter la mezcla dentro de un marco rectangular de 30 x 23 centímetros, con papel sulfurizado debajo.
  4. Cocerlo 10 minutos a 180 ºC.
  5. Enfriar y reservar (si no se usa el mismo día, congelar para evitar que se seque).

Para la mousse de lima:

  1. Montar el pastel del revés. Para eso, preparar una bandeja muy plana y cubrirla con un plástico guitarra (si no, una bolsa de plástico abierta también irá bien). Colocar encima un marco de 30 x 23 centímetros. Hay que tener en cuenta que la bandeja tiene que caber en el congelador.
  2. Hidratar la gelatina en agua fría.
  3. Calentar el zumo de lima y disolver la gelatina escurrida.
  4. Poner el azúcar en un cazo en el fuego. Cuando llegue a 110 ºC, verterlo sobre las claras, que ya se estarán montando, con las varillas eléctricas. Seguir montando hasta que queden a punto de nieve y se enfríen del todo.
  5. Incorporar las claras al zumo de lima, con movimientos suaves.
  6. Incorporar la nata semimontada, también con movimientos suaves.
  7. Verter la mezcla dentro del marco, alisándola bien, de forma que quede plana y uniforme.
  8. Reservar la bandeja en el congelador.

Para el cremoso de lima:

  1. Hidratar la gelatina en agua fría.
  2. Poner en un cazo al fuego el zumo, la yema, la clara y el azúcar. Cocerlo hasta que llegue a unos 80 ºC. Se debe remover todo el rato con una espátula, repasando bien el fondo del cazo para evitar que se enganche.
  3. Cuando llegue a la temperatura, apartar del fuego e incorporar la gelatina escurrida.
  4. Verter sobre el chocolate blanco y triturarlo con el túrmix.
  5. Verter la mezcla dentro del marco, sobre la capa de mousse de lima que estaba reservada en el congelador. Alisar bien.
  6. Colocar encima el bizcocho que estaba reservado, de manera que quede muy plano y tocando toda la superficie del cremoso.
  7. Volver a reservar en el congelador.

Para la cobertura de mojito:

  1. Hidratar la gelatina en agua fría.
  2. Calentar el zumo de lima y fundir la gelatina escurrida.
  3. Incorporar el ron, la menta y la gelatina fría. Triturarlo bien con el túrmix.
  4. Sacar el pastel del congelador. Ponerlo del derecho y retirar el plástico de arriba.
  5. Verter la cobertura de mojito, de forma que cubra toda la superficie y quede muy lisa.
  6. Volver a reservarlo en el congelador.
  7. Para desmoldar el pastel, pasar un cuchillo caliente por los bordes del marco. Retirar el marco y colocar el pastel sobre la bandeja de servir. Decorar al gusto, con un poco de nata montada, unos gajos de lima y unas hojas de menta.
Portada Cuina 255

REVOLUCIONAMOS LA NAVIDAD!

  • Todo el que te hace falta para ser un 'foodie' de verdad
  • Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch

UN AÑO DE CUINA POR SÓLO 49,90€

SUSCRÍBETE

Números atrasados

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto