Preparación

  1. Para la trufa: poner la nata a hervir y, cuando lo haga, echarla encima de las dos coberturas de chocolate, rotas en trocitos. Ir mezclando despacio, hasta que el chocolate esté fundido, y reservarlo en la nevera para que quede la trufa compacta. Una vez fría, hacer bolas de 10 g, más o menos, y reservarlas en el congelador.
  2. Para la sopa de chocolate blanco: poner la nata, la miel y el agua en un cazo a fuego bajo y, cuando empiece a hervir, parar el fuego y echar la mezcla de chocolate blanco. Dejarlo fundir, triturarlo y reservarlo en la nevera.
  3. Para la tempura de buñuelos: mezclar la harina de tempura, con el agua, muy fría, y el huevo.
  4. Poner el aceite a freír en el fuego. Pasar las bolas de trufa congeladas por la tempura de buñuelos y echarlas en el aceite al rojo vivo, dejando que se frían bien: que quede la pasta crujiente y la trufa de chocolate líquido por dentro.
  5. Servir la sopa, triturada para que quede muy fina, y, encima, los buñuelos acabados de freír, rebozados con azúcar de lustre. Opcionalmente, añadir un poco de chocolate blanco y negro rallado encima. 

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto