Preparación

  1. Pelar las manzanas y quitarles el corazón. Cortarlas en gajos bastante grandes y ponerlas en una sartén grande, con el azúcar y la mantequilla.
  2. Tiene que cocer, a fuego lento, durante unos 45 minutos. La señal es la manzana transparente y ligeramente dorada.
  3. Mientras tanto, aprovechar para hacer la pasta brisa, simplemente mezclando los ingredientes. Para hacer la pasta brisa, es mejor trabajar con la mantequilla fría, cortada en dados. Cuando se haya conseguido una masa homogénea, envolver y poner en la nevera, para que coja cuerpo.
  4. Preparar el caramelo, cociendo el azúcar y el agua hasta que coja un color moreno. Poner en el molde donde irá la manzana. Encima del caramelo, disponer los gajos cocidos de la manzana, muy alineados.
  5. En la sartén habrá quedado un poco del zumo de las manzanas, con azúcar y mantequilla. Reducirlo hasta conseguir un caramelo muy moreno y colocar encima de las manzanas del molde. Es muy importante llenar hasta arriba el molde, presionando un poco. Una buena tatín es una tatín muy rellena.
  6. Extender la pasta brisa y, cuando la manzana esté fría (punto muy importante para que no se funda la masa), hornearla a 180 ºC, durante 30 minutos.
  7. Es importante comerla caliente, acompañada de helado de vainilla o de un poco de crema de leche o de crema inglesa.

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de:

Este sitio web utiliza 'cookies' propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y, también, el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si usted continúa navegando, acepta la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para, si así lo desea, impedir que éstas sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que esta acción podría ocasionar dificultades de navegación de la página web. Más información Acepto