Preparación

  1. El día antes congelar los frutos rojos. Si son grandes (fresas e higos), cortarlos en trocitos.
  2. Para hacer la mantequilla de avellana, poner unos 125 g de mantequilla en un cazo a fuego suave. Dejar que se cocine despacio, retirando las impurezas de la superficie con una cuchara. Mantenerlo en el fuego hasta que coja el color avellana. Pesar los 75 g de la receta y reservarlo.
  3. Mezclar el azúcar, la avellana en polvo, la harina, el impulsor y la sal. Incorporar las claras despacio. Añadir la mantequilla de avellana tibia y mezclar bien.
  4. Poner la mezcla dentro de una manga de pastelería y reservar unas horas en la nevera, para cocerlo justo en el momento de comer.
  5. Repartir la masa en moldes pequeños (mejor de silicona), llenando unos dos tercios. Colocar en el medio un fruto rojo directamente congelado. Cocerlos a 200 ºC con el horno ya caliente hasta que se doren.
  6. Servirlos justo recién hechos.
278CUINA Portada

EN LA MESA CON LOS PAYESES

  • Las últimas noticias para estar al día
  • Eduard Finestres

UN AÑO DE CUINA POR SÓLO 49,90€

SUSCRÍBETE

Números atrasados

© Som * La cultura de tots. Todos los derechos reservados. C/ Premià, 15. 2a planta. 08014. Barcelona.

Con la colaboración de: